Huanakauri

Depresión

In Sin categoría on 16 de marzo de 2009 at 19:55

Los ceniceros están repletos, has tomado café, tienes palpitaciones, prendes un cigarro;  el último de la caja, y abres la ventana. Afuera de nuevo, los coches, las sirenas, los hombres, los motores, de hora en hora, al mismo lugar y tú en el mismo lugar.  No tienes trabajo, pero te dicen freelance. Adentro abres el ropero, un par de medias cae. Piensas en cambiar la biblioteca de lugar, piensas en regalar esos buzos de lana azul que ya no usas. Cierras el ropero. No has encontrado calzoncillo limpio, tu dormitorio es un basurero y no tienes fuerza para limpiarlo. Cobarde. Almacenas libros en la mesa de luz y las revistas alfombran el baño. Un día de estos llamarás a Sandra. Un día de estos te pegarás un tiro.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: