Huanakauri

Western way (II)

In Sin categoría on 6 de abril de 2009 at 23:36

Era el lugar ideal para una pareja de jubilados avenidos por la suerte en los caballos. Y ahora él debía mostrarse cortés. Después de todo, era la abuela de su hijo y la madre de su mujer. Preparó un trago, habló sobre los niños, la cosecha de maíz, bebió el primer trago, se disculpó, tenía que poner el pollo al horno, Jessica estaba en el shopping, no creía que fuera buena idea molestarla, y colgó. El gato de Maguie rasguñaba la puerta. Will no sabe qué hacer con ese gato y esa puerta. Maguie es demasiado sentimental para retarlo y volvió a hacerlo de nuevo. Lo dejaría así hasta que Jessica lo disponga. Este verano irían a Punta Colorada. Punta del Este se ha vuelto irreal, decía Will. Una bolsa de bizcochos puede costar la mesada de tu hijo mayor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: