Huanakauri

17 segundos

In Sin categoría on 19 de abril de 2009 at 19:08

Esperaba. Para afirmar su compromiso con ella misma, esperaba. Él no levantó la vista del portátil, prometió no encender el celular y volvió a prometer no tocarlo si quiera. Pero éste sonaba, sonaba y cada vez más fuerte. Por primera vez en un largo tiempo, volvió a sonreír imaginando a los abogados y al juez pensando en lo loca que está. Pero esta vez contó 17 segundos y el tiempo se le fue volando. Ensimismado en contar por contar, así como en matar por matar, segundo tras segundo, una misma idea que le venía taladrando los intestinos hace más de una hora, y ahora él no iba a llamarla. Sin duda, la loca era ella, incapaz de no llamar por teléfono, de no mandar un sms por espacio de 24 segundos, de no mandar un mail, de no estar conectada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: