Huanakauri

La mañana en la playa

In Minicuentos on 25 de abril de 2009 at 04:26

Comía restos de un asado, su mujer preguntó ¿vas a desayunar eso? Él no dijo nada. Es un día de sol, fresco y delicioso. Era imposible no arruinarlo. ¿Vamos a la playa? Cielos, ya sabes que los viernes es cuando más trabajo de mañana ¿por qué no mejor vamos otro día? Ella se enojó y gritó muy cerca de su oído, cerdo asqueroso, conmigo sólo vas a la cama. Entonces se fue sola y estuvo en la playa hasta la noche. Y es cuando Tom sale de ronda, oliendo de lejos, dando vueltas por ahí, antes de cenar, y es cuando Rob supone lo que va a pasar. Ella le fascina. Él no para hasta sacarle una sonrisa. Al cabo de un rato están en la puerta de un hotel, y yo tendré que ir armadome de valor para indignarme.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: