Huanakauri

A propósito de Alfredo

In Minicuentos, Tijuana dream on 4 de mayo de 2009 at 20:08

Su vida fue corta. En 23 años dio todo lo que pudo. Eran otras reglas de orden, progreso y tiempo. Pero no quiero empezar por el final. Nació de madre soltera y padre perdido en el bar. De chico supo que lo suyo era cruzar. Y cruzó a los 17 años a pesar de los silencios de su madre y la incredulidad de su padre. Volvió tres años después con más dinero que sus abuelos juntos. Compró campo y levantó la casa arriba del cerro atrás de la ruta. Entonces salía a la noche en la moto, cenaba con su hermano y pasaba por el bar. En el bar discutía de fútbol, a veces de política y muy pocas veces de mujeres. Ellos eran hombres casados pero los más jóvenes salen a bailar. Él era así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: