Huanakauri

El sueño de ella

In Minicuentos on 6 de junio de 2009 at 23:16

En el baño ella presionó contra ella y ella no supo qué hacer. Alguien tiró la cisterna y ella, más segura que una piedra, prefirió no decir palabra, omitir aquello que se caía de maduro. Y a través del espejo azul de los azulejos, alguien abrió la puerta y quedó sonando como vaivén. Ella más adelante que los hombres, dudó en decir que no. Nadie advirtió el pulso de la mano al insistir sobre la piel ni la forma cuando ella bajó adonde no debería haber bajado y encontró lo que era obvio haber encontrado. Entonces pasaron la noche una al lado de la otra en una sucesión de palabras y juegos que nadie se atrevió a preguntar. Al mes siguiente, la claridad de la ropa doblada una mañana de todas, redujo el universo a la palma de su mano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: